“En tiempos de tensión, endulce el té”

La historia de la humanidad está eternamente ligada con la historia del azúcar. Hace 4.500 que está documentada la existencia de la caña de azúcar, bajo el nombre de Sarkura. Los primeros en saber extraer su fruto, el azúcar, fueron los egipcios. Más adelante, en la Edad Media se extiende de las manos de Napoleón, también fue él quien impulsó el uso de la remolacha azucarera en sustitución de la caña de azúcar, queda claro que era un enamorado del dulce.

¿Por qué nos gusta tanto?

El dulce es el primer sabor que el ser humano es capaz de distinguir. En ese mismo momento es cuando el bebé establece la relación entre el comer y el placer. El sabor dulce del azúcar está relacionado con el sabor de la leche materna, que es sorprendentemente dulce. El humano destaca por ser el animal más intelectual, aquel que saca el mayor partido de la masa gris. Y es que hay una relación directa entre la dulzura de la leche materna y nuestra intelectualidad. 1 gramo de azúcar equivale a 4 calorías, estas calorías las aprovecha íntegramente el cerebro, que solamente se alimenta del azúcar que circula por la sangre. Consecuentemente necesitamos que la leche materna sea rica en azúcar para poder alimentarnos. Y no sirve sólo para alimentar nuestras neuronas y endulzar nuestro yogur, también tiene otros usos. Se ha demostrado que el consumo de azúcar ayuda a aumentar la capacidad de concentración del ser humano. Aunque por otro lado es un tranquilizante natural.

¿Usos que no sean fisiológicos?

Es un recurso necesario para el cuerpo humano, pero podemos ir un poco más allá. El ser humano, con su infinito afán de investigar ha encontrado diferentes aplicaciones para el azúcar. La primera, limpiar el molinillo del café, sustituimos el café por azúcar, además de conseguir azúcar glasé conseguirás un molinillo limpio y reluciente, cómo el primer día. También es muy útil contra las manchas de grasa. Finalmente cabe decir que es un conservante estupendo, si mantienes tus bollos y pasteles en un recipiente cerrado con cubos de azúcar se mantendrán frescos más tiempo.

“En tiempos de tensión, endulce el té”
Proverbio chino

Caramelos, pasteles, chucherías, bollos… Todos ellos son ricos en azúcar, e intentamos eliminarlos de nuestra dieta, sin saber que sin ellos nuestro cerebro no funciona. ¿Tiempos difíciles? Endulza tu vida y lo verás con otros ojos.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Por favor introduce tu nombre, email y un comentario.

*


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>