El mapa de los olores básicos

¡Qué bien huelen nuestras tiendas Dunkin’ Coffee! El olor de nuestros pasteles, el del pan de horno, el intenso aroma del café, los olores afrutados de los smoothies… Muchos de estas esencias son las grandes conquistadoras de nuestros estómagos que, a través de las pulsiones cerebrales nos indican si algo, por su olor, nos gusta o nos desagrada.

Sin embargo, al igual que para otros sentidos nos resulta más fácil adoptar un patrón único para describir sabores o colores, en el campo del olfato la cosa está más difícil. Aunque gracias al estudio de un grupo de investigadores norteamericanos, hemos conseguido trazar lo más parecido a un mapa de los olores básicos.

En realidad es una especie de atlas con los 10 olores más generalizados o los que, supuestamente, se encargan de englobar distintas familias aromáticas. Lo excepcional del asunto es que no se ha hecho a través de un buen montón de narices de lujo. La experiencia, publicada en la revista científica Plos One, ha sido posible al utilizar la estadística a través de un conjunto de algoritmos.

Lo cierto es que hay que ser un auténtico cerebrito para seguir el razonamiento matemático y sus disquisiciones a través de fórmulas. No obstante, lo importante se puede resumir en 10 categorías muy simples: el mapa de los olores básicos.

Las 10 sensaciones olfativas más básicas han sido catalogadas en fragancias frutales no cítricas, fragancias leñosas o resinosas, aromas florales, esencias cítricas, olor mentolado o refrescante, olor químico, aroma dulce, quemado o ahumado y (dentro del espectro de lo desagradable) hedor a descompuesto y a rancio.

Fotos en CC: Flickr/Hanna K. Photography y Flickr/juhansonin

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Por favor introduce tu nombre, email y un comentario.

*


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>