Consejos para preparar café

Un buen café requiere de un estudiado proceso

Consejos sobre el café

  1. Lo primero es elegir los granos de café de la más alta calidad. Asegúrate de que es “100% arábica”.
  2. Mejor si es fresco. Después de abierto el paquete, el café molido se mantiene fresco una semana. Si el café está sin moler aguantará en las mejores condiciones unos 20 días.
  3. Es mejor moler el café justo antes de prepararlo. Si lo haces mucho antes pierde algo de sabor. El grado de molido es importante también, y depende de tu cafetera y de tus gustos. Si lo mueles fino el sabor es más fuerte, si lo mueles poco, en granos más grandes tendrás un sabor más suave.
  4. Mantén siempre limpia la cafetera para que no conserve aromas y sabores de cafés anteriores.
  5. Puedes utilizar agua corriente o embotellada, pero debe estar fría al llenar la cafetera.
  6. Nunca dejes tu café calentándose durante más de 20 minutos. La cocción continuada cambia el sabor y el aroma. El café se quemará y saldrá con sabor amargo.
  7. No lo recalientes. Utiliza un termo o jarra aislante si vas a tardar más de 20 minutos en tomar tu café .
  8. Guarda el café sin hacer a temperatura ambiente. Si lo guardas en la nevera o en el congelador, absorberá olores de los demás alimentos y la humedad, y cambiando el sabor del café. Consérvalo en un recipiente hermético, protegido de la luz, la humedad y los cambios de temperatura para disfrutarlo siempre como recién abierto.

 

Consejos sobre el iced coffee

  1. Duplica la cantidad de moliendas que usarías para un café normal. Mide 4 cucharadas al ras por cada 6 onzas de agua que desees preparar.
  2. Una vez que el café ha reposado y está listo, retíralo de la hornilla y déjalo enfriar.
  3. Viértelo en un recipiente apto para temperaturas y agrégale hielo hasta que la mezcla se enfríe y duplique su volumen. Ten en cuenta que el hielo, al derretirse, diluye el café. Es por esto que el iced coffee se prepara con el doble de molienda que el café caliente.
  4. Para mantener tu iced coffee fresco y frío, guárdalo en un recipiente hermético en el refrigerador. El iced coffee debe consumirse dentro de las ocho horas siguientes a su preparación.
  5. Bébelo solo o añádele leche, crema o azúcar, para endulzarlo o aligerar su sabor.
  6. Si quieres guardar tus granos de café o tu café molido sin preparar de manera que se conserve fresco, guárdalo en un recipiente opaco y hermético en un lugar fresco y seco. No lo guardes en el refrigerador ya que el café, molido o en grano, absorbe la humedad y los aromas de los alimentos que lo rodean.