Las playas rojas de China

Entre las ciudades chinas de Panjin y Yingkou, nos encontramos con uno de esos lugares increíbles que a veces tenemos que ver para creer. Contemplando fotos del delta del río Liahoe uno podría pensar que el Photoshop hace maravillas, pero este paisaje que parece salido de la mente del artista más surrealista… existe.

La zona, de unas 600.000 hectáreas, es reserva y área protegida porque se trata del hábitat natural de miles de especies vegetales y animales. Sin embargo, lo que realmente asombra es el color absolutamente rojizo de esas playas rojas de China, que llegan con el otoño.

Durante los primeros meses del año, el delta del Liahoe presenta las características propias de unas marismas arenosas y sin vegetación. Con la primavera llegan las floraciones y, en principio, las plantas presentan su original color verdoso. No obstante, la alta concentración de sal y la alcalinidad de la zona hace que poco a poco todo se vaya transformando.

Las playas de las marismas comienzan a adquirir un tono rosado intenso, hasta llegar al rojo espectacular que las han hecho famosas en el mundo entero. El lugar congrega a miles de turistas y, aunque el delta del río es zona protegida y por tanto está cerrado al público, una pequeña parte sí es accesible al turismo.

La visita se realiza por encima de un entramado de puentes que nos permiten contemplar las playas rojas de China desde arriba y sin perturbar el ecosistema.

Fotos en CC: RinconAbstracto.Com y Flickr/mvilaregut

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Por favor introduce tu nombre, email y un comentario.

*


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>