Historia de la cafetera

Desde hace algún tiempo os hemos estado hablando de muchos temas relaciones con el café; su origen, variedades, el mejor, el más curioso, la elaboración de distintos tipos, complementos, aplicaciones, etc. A pesar de todo lo que os hemos comentado ya, de la planta del cafeto aún nos falta mucho por mencionar que, por supuesto, iremos escribiendo para vosotros.

Sin embargo, de la historia de la cafetera aún no hemos dicho absolutamente nada y, en el mundo del café, se trata de uno de los complementos indispensables. Por eso motivo, aunque de manera breve y concisa, hoy nos decantamos por abordar este objeto tan carismático presente en tantas y tantas cocinas del mundo.

La primera cafetera de la que se tiene noticia se remonta al año 1802 y se trata de la creación del farmacéutico francés, Fracois Antoine Descroisilles. Como cabe esperar, de dicha cafetera a las actuales hay grandes diferencias, pero la “Caféolette”, como la denominó su creador, fue la precursora de las que conocemos hoy día. La construyó uniendo dos recipientes metálicos que se unían mediante una chapa perforada que hacía las veces de colador; de esta manera, al poner en la parte inferior una mezcla de agua con café molido y calentarlo, subía a la parte superior una infusión de café.

Cuatro años después, en 1806, se crea la primera cafetera de porcelana, obra también de un francés, en esta caso un químico y agrónomo llamado Antoine Cadet de Vaux. Este hombre tomó como referencia la patentada “Caféolette” para su versión cerámica.

Mucho más tarde, en 1873, apareció la primera patente de cafetera norteamericana, aunque la cafetera en cuestión era muy parecida a las ya mencionadas.

En realidad hubo que esperar al siglo XX para que la cafetera experimentara grandes avances. En 1907 la firma alemana Melitta Bentz sustituyó el clásico colador metálico por un paño poroso de lana, rápidamente sustituido por papeles porosos de usar y tirar al comprobar la gran efectividad y mejora de los cafés obtenidos.

Además, por la misma época, concretamente en 1901, el empresario italiano Luigi Bezzera ideó la primera máquina de café Express. Tan solo cuatro años más tarde, Desiderio Pavoni se hizo con la patente de tan geniosa máquina y la comercializó e instaló en bares.

Imágenes en CC: Flickr/clarism_4∞500px/वेंधळा गणे

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Por favor introduce tu nombre, email y un comentario.

*


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>